Buscar
  • Alianza Petsalud

Claves de gestión para que tu centro tenga éxito: ¿Qué tengo?

Actualizado: jun 7


Partimos de la primera clave que debes tener en cuenta para la gestión de tu centro veterinario, se trata de responder a la pregunta: ¿Qué tengo yo? Para contestarla deberás recopilar las cifras que generan nuestros sistemas informáticos, ordenarlos y analizarlos. Es en este punto donde hablaremos de la primera herramienta: el cuadro de mando de gestión.


En el panel de gestión se ordenan todas las cifras de ingresos y gastos, así como los números relacionados con los clientes y colaboradores que trabajan en su centro. De esta forma sabrás cuánto ganas por un determinado servicio y qué gastas directamente en cada uno de ellos.


En esta etapa también debes conocer la importancia de cada uno de los gastos que tienes, si la rentabilidad de tu negocio es adecuada, si la productividad del equipo humano es razonable y si los clientes son leales. Puedes saber todo esto porque el cuadro de mando es capaz de generar indicadores que te digan si estás haciendo las cosas bien, mal o con regularidad. Para manejar esta herramienta, imprescindible en el control de cualquier negocio, no se requiere ingeniería financiera avanzada, solo es necesario comprender conceptos financieros básicos.


Pero no se trata solo de analizar números, debes tener la mayor cantidad de información y datos, y los más importantes son aquellos que tienen la capacidad de informar sobre tus procesos. ¿Y qué es un proceso? se trata de describir cómo haces las cosas dentro y también fuera, con los clientes. Todo lo que se hace, cualquier cosa, por pequeño o insignificante que parezca, es un proceso. Por ejemplo, abrir la clínica por la mañana es un proceso, y tienen su gran importancia, no creas que es un tema insignificante , ni mucho menos. Llevar a los pacientes al quirófano es otro proceso … y así sucesivamente. Bueno, para esto también hay herramientas, y son auditorías, en este caso se llaman "proceso".


Siempre puedes hacer un gran trabajo inicial, tu primera gran auditoría, e ir actualizándola según vayas introduciendo, modificando o cambiando procesos. De esta forma tendrás actualizada toda la información de tu centro y podrás responder a la primera pregunta, ¿Qué tengo?


En la próxima entrega desglosaremos las claves que responden a las cuatro preguntas restantes: ¿Cómo estoy? ¿Cómo lo hago? ¿Cómo podría ir? ¿Qué tan lejos podría llegar? y por supuesto, las herramientas para trabajar con él, de forma eficaz y eficiente.



12 vistas0 comentarios